Tallar la Piedra

Tallar la Piedra

Categoría: Masones Santafesinos

9njRpW3Qca8QZrPwR0xQPQF1uHUpbcHt_HxBAbxgsjA
Cisne de la Fuente de la Cordialidad. Ciudad de Santa Fe

Baldomero era escultor. Nunca cruce una palabra con él.

Se dice que nació en Santa Fe a finales del siglo IXX, que fundó la Escuela de Artes Plásticas provincial, que ejerció la docencia en el Colegio Nacional Simón de Iriondo, que creó la primer escuela Técnica de Oficios de la capital, que fue profesor de la escuela Industrial y de la de Comercio, e incluso que llegó a formar parte del movimiento que dio origen a la creación de la Universidad Nacional del Litoral. Puede ser que todos estos datos nos orienten a conocer una faceta del individuo.

Sin embargo, el hombre ya no está entre nosotros. Pero cada vez que entro a la ciudad de Santa Fe, la magnífica fuente moviliza algo en mi que seguramente está esperando despertar.

Allí vive el artista, y me conmueve saber, que la obra silente sobre la piedra tallada está dirigida a mi, y a usted por qué no, indicando un camino hacia el conocimiento interior. Y recuerdo sin querer la frase célebre del pensador francés: “dar lo que no se tiene a quien no lo es”.

Baldomero ha muerto es verdad, pero el artista sigue trabajando indefinidamente en el tiempo.

El nombre mide de alguna manera al individuo, dando a entender la potencialidad de lo que encierra y es a través de la inteligencia actuante que la forma se hace visible.

La piedra bruta está frente a sus ojos. David está en ella desafiando a Goliat. Solo es necesario quitar lo que sobra.

Juan P. Betel